TIPS

Rutinas del bebé (entre 1 y 6 meses)

Clave: darle los tiempos naturales y necesarios a tu guagüita para que se desarrolle solita

– Al nacer, la alimentación de tu guagüita es leche a libre demanda. Si bien no hay un límite de tiempo para seguir dando papa cuando ésta lo pida, yo al mes ya intentaba crear una rutina: al mes entonces intentaba darle leche cada 3 horas (no se les ocurra intentar darles agua o algun tipo de hierba)

– Al momento de darle papa, mi rutina siempre era igual: daba leche de un pecho (generalmente siempre hay uno que produce más que el otro, por lo que yo siempre empezaba con el más escuálido) luego mudaba (antes era fanática de cambiarle si o si el pañal, ahora reviso si tiene deposiciones o si hizo mucho pipí, por lo que a veces cambio el pañal y otras le dejo el que tenía). Finalmente, le daba a tomar del otro pecho. Creo que es muy bueno hacer esas pausas ya que tu guagüita asi vuelve a succionar con más ganas e interés. También se puede replicar al momento de dar mamadera, ya que es bueno darle 3/4, esperar un poco y luego darle el conchito. Obviamente para ambos casos no pueden olvidar sacarles los chanchitos, jejeje

– Si mi guagüita no se despertaba en la noche pidiendo su leche, siendo que ya pasaron 3 hrs, yo prefería dejarla dormir. Intenté un par de veces hacerlo y fue un fracaso… Al final era angustiantes para las dos… Lo mejor es dejar que ella siga su propio ritmo

– Yo no soy fanática de las duchas ya que hacerlo todos los días es igual agotador y muy rutinario. Sin embargo, creo que es muy útil primero para quitarle el olor a leche (que me carga), humectarle la piel, sacarle la transpiración y también te permite matar el tiempo (típico que tu guagua está mañosa y no se le quita con nada). Además, es muy relajante para ellos darles un masaje con distintas cremas y aceites (como los de Weleda… El de caléndula es exquisito). Los primeros meses yo la bañaba a cualquier hora la verdad, pero siempre antes de darle su leche para que después tomara con más ganas y, al tener su guatita llena, se quedaba dormida enseguida

– Con respecto al sueño, todo es muy relativo. Pasan la mayor parte del día y de la noche durmiendo. Hay guaguas que se despiertan toda la noche, hay otras que duermen de corrido. Yo tuve ambos casos con mis dos niños y de verdad no existe una receta: lo único que les puedo decir es que su guagua dormirá de corrido en la noche en algún momento y, cuando ese momento llegue, serán las mamás más felices del planeta. Tomás empezó a dormir de corrido como a las 5-6 meses, mientras que la Emilia dormía toda la noche sin problemas desde como los 2-3 meses, pero a los 5 meses se nos volvió rebelde y de nuevo volvimos a cero. Recién a sus casi 9 meses está durmiendo de nuevo 10 horas (si es que no se le cae el chupete entre medio y se despierta antes). Lo ideal es lograr estabilizar un sueño profundo por muchas horas de corrido cuando uno ya tenga que volver a trabajar porque terminó la licencia postnatal (la verdad es que no se como cresta lo hacían nuestras mamás…. Para mí resulta impensable tener que separarme de ella a los 3 meses… Era obvio que no había más opción que recurrir a las licencias)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.