Explicaciones, TIPS

Producción de la leche materna

Tal como lo habíamos adelantado, este post va orientado a la leche materna. Creemos que este es un tema super importante y que en teoría todas vamos a tener que amamantar, aunque sea sólo al comienzo (algunas mujeres lamentablemente no producen mucha leche o tienen problemas, por lo que tendrán que ocupar leche en fórmula, lo que tampoco es un pecado… si no se puede, no hay que frustrarse!)

Al tener a nuestro primer hijo, tuvimos la suerte de que nunca tuvimos problemas con amamantar ya que era super glotón y aprendió muy rápido a succionar. De hecho, apenas me hizo herida y tampoco tuve que ocupar “pesoneras”. De igual manera, aconsejo comprar con anticipación la crema “lanolina” que sirve para la cicatrización y la puedes aplicar todas las veces que quieras (tranquilas, es una crema que no le hace daño a la guagüita si es que se la come). Pueden encontrarla en supermercados y farmacias, yo recomiendo comprar el frasco más chico ya que no es barato ($8.000 aprox) y tampoco sabrás si lo ocuparas efectivamente: las marcas más conocidas son Lanolina HPA de Lansinoh y PureLan100 de Medela

Proceso sobre la producción de la leche materna:

1. Calostro (más conocido como “oro líquido”!!!): es la primera leche que uno produce, la más importante para el sistema inmunitario de tu guagua (los protege de distintas infecciones y de posibles problemas intestinales). Es muy concentrada (amarilla), tiene muchas proteínas, vitaminas y nutrientes, bajo en grasas y muy fácil de digerir. Con sólo una pequeña cantidad vas a lograr saciar su estómago que es muy chiquitito. Generalmente este proceso dura entre los 2 y 4 días del nacimiento. De hecho, muchos estudios afirman que “los primeros tres días son un período fundamental para establecer la lactancia”

2. Transición a la leche madura: después debería empezar a producirse la “subida” de la leche materna. Así, tendremos una leche de transición, que es más blanca y tiene una textura más cremosa. A partir de entonces y hasta las dos semanas, la leche que producirán corresponde a una fase intermedia (para nosotros fue la más sufrida). En simples palabras, durante estos días la composición de nuestra leche va cambiando de acuerdo a lo que necesita nuestra guagua: descienden los niveles de progesterona, aumenta la síntesis de leche y se desarrolla una composición más «normal» de la leche materna. A medida que nuestra guagüita va creciendo, empieza a necesitar más alimento y, por lo tanto, un equilibrio diferente de nutrientes. La cantidad de leche que producirás durante este período también aumentará considerablemente (como estaremos en “libre demanda”, serás un vaca lechera literalmente). Así, mientras no alcancemos los niveles óptimos de grasa en nuestra leche, sentiremos que nuestra guagua no queda completamente saciada y que se despierta todo el rato, sobre todo en la noche. Con nuestra segunda hija ya sabíamos de estos días de adaptación, por lo que nos estresamos menos: pedimos más ayuda, tratamos de dormir más durante el día y tener mucha paciencia!!! También nos funcionó que ella durmiera un rato en brazos, porque al colocarla en la cuna siempre se despertaba: tranquilas, a esa edad no se “acostumbran” a los brazos, así que no tengan cargo de conciencia

3. Leche madura: mientras la composición de la leche materna se ajuste, al final del primer mes ésta alcanzará su madurez completa, o sea ya es adecuada y no cambiará más durante el crecimiento de tu guagua, independiente de si sigues dando pecho durante unos meses, un año o más. En este punto nosotros no podemos aconsejar nada. La lactancia y el apego para nosotros era muy importante, sin embargo, después de 10 meses, sentíamos que la calidad de mi leche ya no saciaba completamente a mi guagua, por lo que la fui “cortando” de a poco pero de manera natural y sin pastillas ya que la idea era ir disminuyendo la cantidad de veces en amamantar (al mes nosotros ya intentábamos que tomará en mamadera porque me sacaba con un extractor eléctrico la leche extra que producía, y así íbamos entrenándola de a poco). Lo fundamental es entender que mientras más estimulas el pecho, producirán entonces más cantidad de leche

TIPS: Tal como les comenté, yo utilicé un extractor de leche eléctrico desde que mi guagua tenía 1 mes (recomiendo Medela, modelo Swing Maxi: es un extractor doble pero yo siempre ocupé de a uno ya que me complicaba entera… Lo bueno es que, al ser doble, tiene un motor con mayor potencia y la extracción es mejor… Es caro pero lo recomiendo 100%). Con esto, mi guagua se fue acostumbrando de a poco a la mamadera, permitiéndome realizar mis trámites tranquila ya que alguien más podía darle leche mientras yo no estaba… Me sentía más “libre” de poder salir sin ella por más de 3 horas. Más adelante también hablaremos de todo lo relacionado a la extracción de leche!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.